Quiste en el Plexo de la Coroides

Los plexos de la coroides son estructuras en los ventrículos (cavidades) del cerebro que producen secreción cerebroespinal. Cada plexo consiste en una red de vasos sanguíneos capilares cubiertos de células epiteliales transportadoras. De vez en cuando la secreción queda aprisionada y crea bolsas en el plexo de la coroides. Estas bolsas de líquido se denominan quistes en el plexo de la coroides (QPC). Estos quistes en el plexo de la coroides son visibles en el 1% al 3% de todos los exámenes prenatales con ultrasonido de medio trimestre[1]. Los quistes se pueden ver en uno o en ambos lados del cerebro, y por lo general no tienen ningún efecto en el desarrollo del feto. Sin embargo, los quistes en el plexo de la coroides sí están levemente asociados con anormalidades cromosómicas del feto.

¿Qué Ocasiona Quistes en el Plexo de la Coroides?

Se cree que los Quistes en el Plexo de la Coroides son causados por anormalidades en el pliegue del forro del epitelio del plexo de la coroides, el cual aprisiona líquidos y partículas [2,3].

¿Se Necesita Tratamiento?

Más del 90% de los Quistes en el Plexo de la Coroides se resuelven en forma espontánea al llegar a la 28ava semana de embarazo . Una vez resueltos, los quistes no vuelven a repetirse [1,4]. El hallazgo de quistes aislados en el plexo de la coroides no está asociado con retraso mental del bebé o desarrollo de la primera infancia [5]. De vez en cuando los quistes deformes de gran tamaño pueden causar obstrucción del líquido cefalorraquídeo y necesitan tratamiento después del nacimiento.


¿Cuál es el riesgo de anormalidad cromosómica? [6-9]

Los Quistes en el Plexo de la Coroides están más fuertemente asociados con trisomía 18 (síndrome Edward). La Trisomía 18 (síndrome Edward) es un trastorno caracterizado por gran retardo mental y múltiples anomalías, tales como labio y paladar leporinos, mandíbula pequeña (micrognatia), orejas bajas, pies torcidos, puños cerrados, crecimiento intrauterino limitado, arteria umbilical sencilla, exceso de líquido amniótico (polihidramnios), y anomalías renales. Más del 90% de los fetos tienen deficiencia cardíaca. La condición no es compatible con la vida, y sólo del 5% al 10% de los bebés sobreviven el primer año después del parto.


En presencia de un examen de ultrasonido que por lo general sería normal, el hallazgo de un quiste aislado en el Plexo de la Coroides no es probable que tenga algún significado clínico. Cuando un caso aislado en el quiste del Plexo de la Coroides se detecta durante el examen, la Universidad Americana de Obstetras y Ginecólogos recomienda que se lleve a cabo una amniocentesis "sólo si los resultados de un análisis de suero son anormales, o la paciente es mayor de 32 años en el momento del parto."

Copyright© 2014 por Focus Information Technology. Todos los derechos reservados